Martes, 27 Enero 2015 18:22

La Haya, la Ley Pulpín y la política de comunicaciones Destacado

Por Caroline Gibu, Directora Ejecutiva de Ciudadanos al Día

Empiezo a escribir conociendo que ya el Congreso ha derogado la  Ley Nº 30288, Ley que promueve el acceso de Jóvenes al Mercado Laboral y a la Protección Social (conocida en medios de comunicación como la Ley Pulpín) y que a la vez celebramos un año en que la  Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya emitiera su fallo sobre el límite marítimo entre Perú y Chile. Sé que a primera vista los temas no tienen nada en común, y tampoco soy experta en los temas técnicos, pero lo que pretendo en pocas líneas es compartir una reflexión sobre la política de comunicaciones en la gestión pública.

En octubre del año 2012, una encuesta de Ipsos Apoyo a nivel nacional indicaba que sólo el 46% estaba informado sobre la Demanda en Perú en la Haya. Para diciembre del 2012,  la encuestadora indicaba que 73% de la población estaba informada sobre la Demanda. Para febrero del 2014, el 81% de los encuestados estaba informado sobre el tema. Pero más aún, en octubre del 2012 un 65% de los encuestados estaba de acuerdo con la forma como el gobierno venía manejando las relaciones con Chile. Para diciembre del 2012, esa aprobación se había incrementado a 80%.  Más allá de la cobertura que los medios de comunicación pudieron darle al tema, ¿hubo algún otro factor de incidencia pública? En este caso sí: un equipo humano en la Oficina General de Comunicaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores decidió emprender un esfuerzo de comunicación  externa y acercase a los periodistas de manera acertada, poniéndose a su disposición para brindarles la mayor información posible y aclarar dudas en temas tan complejos. Las charlas presenciales con el equipo negociador, así como las redes sociales y las tecnologías de información estuvieron a la orden del día. Imagínense qué cambio para un Ministerio muy tradicional acostumbrado a reservarse información, opinión y comentarios – es decir, “muy diplomático”. Este cambio favoreció considerablemente a la formación de la opinión pública y conformar un sentido de unidad previo a conocerse el fallo. Fue un trabajo de dos años, ejemplo de aplicación de una política de comunicaciones, trabajo por el cual el Ministerio de Relaciones Exteriores ganó el Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública 2014.

A estas alturas, alguien podría decir que es muy distinto a la formulación de una ley, como la Ley Pulpin, que las leyes tienen un camino más sinuoso. Sin embargo, creo que cualquier ley o cambio en la política pública puede llegar a un consenso si aplicamos una política de comunicación externa orientada al ciudadano, a los grupos de interés. Y pongo aquí otro ejemplo: En el año 2003, el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) decidió emprender un esfuerzo de reforma constitucional para modificar el régimen pensionado de la Ley 20530 -  comúnmente denominado Cedula Viva – y así reducir la inequidad que producía entre los pensionistas y futuros pensionistas de sector público. Para ello, el MEF conformó un equipo técnico para elaborar una alternativa legislativa en concordancia con la protección de derechos fundamentales a nivel nacional e internacional, y al mismo tiempo emprendió un proceso de comunicación a distintos grupos de interés: pensionistas, gremios laborales, congresistas, partidos políticos, funcionarios públicos, periodistas entre otros con el fin de dar a conocer los beneficios de la norma. Incluso se implementó una página web donde los pensionistas podían calcular fácilmente su pensión si se implementaba la reforma.  Para febrero del 2005 la reforma de la Ley 20530 estaba aprobada y se inició su aplicación permitiendo un alivio fiscal pero lo más importante un incremento sustancial de la pensión para un gran número de beneficiarios. Los cambios fueron aceptados principalmente por los pensionistas, los gremios laborales y los ciudadanos en general de manera pacífica. Esta práctica le valió al Ministerio de Economía y Finanzas el Premio Buenas Prácticas en Gestión Pública 2005 en la categoría Sistemas de Gestión Interna – Incidencia Pública.

Una política de comunicaciones, requiere esfuerzo, toma tiempo, pero sobre todo hay que creer en ella, para que rinda frutos y sean sostenibles. En Ciudadanos al Día sabemos que sí es posible hablar al ciudadano de manera directa generar un diálogo entre todos los actores. La Ley 30288 Ley Pulpin estuvo poco más de 30 días en debate: se presentó el 5 de noviembre del 2014 y se aprobó el 11 de diciembre, recibiendo tres opiniones y una propuesta alternativa por parte de los ciudadanos a través de la página web del Congreso.  

Si se emprende alguna reforma legislativa, sea que la lidere el Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial o un ente autónomo, aquí resumo las recomendaciones del Manual de Buenas Prácticas en Gestión Pública de Ciudadanos al Día  

  • Recopilar y analizar información sobre los temas que atañen a la reforma.
  • Plantear una propuesta de reforma con sustento técnico y en un lenguaje sencillo. Para ello es indispensable la participación de técnicos de distintas especialidades que conozcan el tema.
  • Establecer alianzas con funcionarios líderes de otros organismos públicos para impulsar la reforma.
  • Hacer presentaciones ante los grupos interesados (funcionarios públicos, grupos políticos y asociaciones de ciudadanos) y, además, escuchar e incluir sus opiniones en la propuesta. (Nota importante.- En caso de uso de redes sociales, sugiero que tengan en cuenta los 10 criterios para el debate político en redes sociales de Asociación Civil Transparencia)
  • Diseñar y llevar a cabo una estrategia de comunicación para los diferentes públicos, es decir, poner la información necesaria al alcance de la ciudadanía.
    • Esta información se puede difundir por distintos medios (Internet, medios escritos, radio, etc.) y para ello será muy efectiva una alianza con determinados medios de comunicación.
    • Es importante identificar claramente los intereses en juego y permitir que la ciudadanía conozca los intereses a favor y en contra de la reforma, y así mitigar los efectos de cualquier desinformación.

 

Gracias por leerme y que empiece el debate!!

Leer 6997 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Marzo 2015 16:40

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.

Contenidos del Blog

CAD