Miércoles, 04 Febrero 2015 20:41

Busco_Chamba.pe: Sobre sistemas de información para el empleo público y privado Destacado

Por Caroline Gibu

Hace poco más de un mes, en una de esas visitas familiares que uno hace a fin de año, me encontré con uno de mis sobrinos de casi 16 años y a punto de terminar el colegio, inquieto porque quería ocupar su verano trabajando – motivos de sobra: ganar algo para comprar tecnología, salir de casa, conocer gente, y la lista continuaba – pero no sabía dónde ni en qué.

Lo primero que se me ocurrió fue decirle que visitara una Ventanilla Única de Promoción del Empleo (VUPE), una iniciativa del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo que permite conectar a quienes buscan trabajo – principalmente jóvenes - con las empresas que demandan trabajadores. ¿Qué tiene de especial?, se preguntarán algunos, ¿cuál es la diferencia entre la VUPE y una agencia de empleos privada o una página web de búsqueda de trabajo? Lo interesante de esta ventanilla es que permite orientar a quien busca trabajo en sus derechos y deberes así como en los trabajos que podría desempeñar; fortalecer sus capacidades para enfrentar un proceso de selección; en algunos casos, recibir capacitación laboral en los diversos programas del Ministerio; así como dotarles de herramientas – como el Certificado Único Laboral o el Certificado de Competencias Laborales – para mejorar su empleabilidad. También otorga información de ofertas laborales a través de su página web y en cabinas instaladas en las sedes. A agosto del 2014, las VUPE ya operan en las ciudades más importantes de las 25 regiones del país así como en algunos municipios y centros de formación laboral privados.  Hacia el 2013, el Ministerio logró insertar 6,415 jóvenes y colocar a 28,714 personas en el mercado laboral. La Ventanilla Única de Promoción del Empleo (VUPE) ganó el Premio a las Buenas Prácticas en Gestión Pública 2013 que organiza Ciudadanos al Día en la categoría Servicio de Atención al Ciudadano.

¿Tiene el Estado que ser una agencia de empleos? No es mejor que las empresas privadas sean quienes realicen este trabajo. Efectivamente ya existen en el mercado - y el Ministerio las ha promovido también - agencias de empleos privadas que realizan con eficacia y transparencia la conexión entre la oferta y la demanda laboral. Y en los últimos 10 años han prosperado muchas empresas virtuales que facilitan la búsqueda de empleo desde casa, a nivel nacional e internacional. Sin embargo, tal como lo indica el economista Gustavo Yamada aquí y aquí, existen espacios para que el sector público intervenga: porque la oferta laboral está poco capacitada para ser empleable y requiere ser fortalecida con programas de capacitación; porque existen empresas medianas y pequeñas que no están en la capacidad de invertir en agencias privadas de empleos; porque la búsqueda de trabajo en los sectores más vulnerables de la población sigue siendo poco estructurada e informal; porque existen ciertos sectores u oficios que no son de interés de las agencias privadas aun cuando un grupo poblacional importante requiere el servicio, por sólo citar algunas razones.  En lo que a mi respecta, contar con un servicio para formar en derechos y deberes laborales tanto a la oferta como a la demanda laboral resulta siendo un plus importante en el camino de generar institucionalidad y confianza.

¿Y qué pasa con el sector público como empresa? ¿Las instituciones públicas utilizan mecanismos transparentes y predecibles para sus solicitudes de empleo? En el año 2004, el año en que nació Facebook y un par de años después que naciera Linkedin, se aprobó el Decreto Supremo 012-2004-TR  que obliga a todas las entidades y empresas del Estado a remitir sus ofertas de empleo al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo para ser publicadas en su web www.empleosperu.gob.pe al menos 10 días hábiles anterior al inicio del concurso. Una mirada rápida de las vacantes públicas en dicha web me lleva a preguntarme, ¿estarán todas las entidades públicas ofertando allí? ¿todos los municipios? ¿los gobiernos regionales?. ¿Es una web consultada por los recién egresados de las escuelas de gestión pública, de administración, de medicina o educación?

Las entidades públicas más robustas hacen uso de mecanismos privados para sus procesos de selección y publicitar sus ofertas – una visita por los principales buscadores y páginas web de empleo me ha permitido ver que algunas entidades del Estado ofertan allí con frecuencia. Pero esta es la excepción y no la regla.

¿Cómo hacer que la información de empleo en el sector público sea más dinámica, transparente y predecible? Quizás hace falta aquí también promover un mercado de información y capacitación que conecte a la oferta y demanda laboral en el Estado - y aquí pienso en muchos amigos desarrolladores tecnológicos y por supuesto en startups que nos darían soluciones muy interesantes - pero sobre todo necesitamos aportes en la formación en derechos y deberes laborales, en ética en la gestión pública, tanto a empleados como autoridades. Y para ello fortalecer a los entes rectores – para empezar Servir y el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo – como generar alianzas público privadas resultan indispensables.

¡Gracias por leerme y que empiece el intercambio de nuevas ideas!

Leer 2723 veces Modificado por última vez en Miércoles, 04 Febrero 2015 20:56

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.

Contenidos del Blog

CAD